Translate


Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información






DIAS ONLINE

15 octubre, 2008

HOLOGRAMAS

Un holograma es una imagen tridimensional registrada por medio de rayos laser, sobre una emulsisn sensible especial. Procesada e iluminada adecuadamente, la imagen ademas de en tres dimensiones, aparece saliendo de sus limites, hacia afuera y/o hacia dentro de su marco, variando de perspectiva segzn sea la posicisn del espectador, es tan asombroso, que es difmcil resistir la tentacisn de tocarlo.

Existen, basicamente , dos tipos de hologramas, los llamados de transmisisn, visibles al ser iluminados por detras y los de reflexisn con luz que procede del mismo lado del observador.

Estas espectaculares caractermsticas hacen que sea el medio idsneo para numerosas aplicaciones, comerciales, industriales y publicitarias, siendo ademas un gran medio de expresion y creacion aritmetica

Hay un pájaro en el centro de un cuarto, de muchos colores. Tiene las alas cerradas, pero no está apoyado sobre nada, está en el aire. Y sigue ahí inmóvil, en el aire. Alguien se acerca despacio y está por tocar sus plumas, que a la vista se hacen suaves. Arrima el dedo, cauteloso. Lo está por rozar. El pájaro no se movió un milímetro. Lo roza, el pájaro sigue inmóvil, el dedo… lo traspasa, no encuentra resistencia alguna. Lo traspasa como a un fantasma. Al sacar la mano, el pájaro sigue ahí, inerte, en el mismo exacto lugar, suspendido; es tan real. El pájaro es un holograma (de los más complejos; también están los que se dan en superficie plana, más comunes, utilizados mucho comercialmente, como el que se ve en la foto arriba).
Es una proyección manifiesta a partir de una luz que atraviesa una placa holográfica, que sería como un negativo fotográfico pero grabado de una forma diferente a la fotografía. Permite que el objeto registrado en la placa se vea tridimensionalmente en el espacio, como si de hecho estuviera ahí.
Y más curioso aún que abrir puerta a un mundo rico en tridimensionalidad, es el hecho de que si la placa holográfica –que proyecta a ese pájaro- es cortada en dos, y una de las partes es atravesada por una luz, volverá a verse el pájaro entero; si a esa mitad de placa la volvemos a cortar y la iluminamos con la luz, nuevamente aparecerá el pájaro, y así hasta el infinito –aunque llegado cierto punto se va perdiendo definición-. En cada parte de la placa está la imagen del pájaro, entera. El todo en las partes.
¿Pero qué es exactamente un holograma? Al buscar la definición, por la web, en algún diccionario, o en libros de física, encontrará una parecida a esta: “Método de fotografía sin lente en donde el campo de onda de la luz esparcido por un objeto se recoge en una placa como patrón de interferencia. Cuando el registro fotográfico se coloca en un haz de luz coherente, como el láser, se regenera el patrón de onda original”. Un hermoso trabalenguas casi incomprensible para el común de los mortales. En diálogo con MYRIADES 1, el físico Néstor Bolognini, investigador del CONICET en óptica, desmenuzó, palabra por palabra, la clásica definición.

-¿Cómo se hace un holograma?
- Habría que empezar desde el principio. Primero tenemos que saber que cuando la luz se refleja en un objeto, como en tu mano, llevará información de tu mano. Esa luz, su frente de onda, permite que nosotros conozcamos al objeto.

Cuando dice “frente de onda” se refiere a la naturaleza de la energía lumínica que es una emanación de ondas, como el sonido, como las olas del mar. Acá aparece un punto crucial: “Las ondas llevan energía a través del campo electromagnético de la luz y están caracterizadas por una amplitud, relacionada con la potencia, la intensidad que transmiten (a más potencia, más luz), y también por la fase que indica las características espaciales del objeto”, explica Bolognini. La amplitud es la intensidad de luz de cada punto, si algo es más oscuro o más claro. La fase en cambio recuerda la posición del objeto en el que se reflejó la luz. Aquí se guarda la tridimensionalidad.
“La diferencia entre la holografía y la fotografía reside en esto. La fotografía registra sólo la amplitud, pero no registra la fase. Podemos ver en ella la intensidad de luz de los objetos que salen en la foto, o sea, las cosas se diferencian por cuál es más clara y cuál más oscura, los colores. La holografía en cambio, registra tanto la amplitud como la fase, por eso podemos ver al objeto en sus tres dimensiones”, revela el físico. Al sacarle una foto a una flor, en primer plano, con una casa de fondo, se registran los colores y los claroscuros; la amplitud. En la foto la flor es igual de grande que la casa de atrás. Sabemos que esa no es la verdadera relación, pero porque en nuestra mente ya tenemos la proporción de medidas registrada. Falta la fase. La foto es plana, sin embargo percibimos su forma tridimensional, indirectamente, a partir de las sombras y la lógica de la perspectiva.
Bolognini entonces plantea el gran desafío holográfico: “Cómo recuperar el frente de onda completo, y registrar las dos características: amplitud y fase. Registrar el todo, de ahí viene “holos”, el todo, y “grafía”, registro. Registro de la totalidad. Para hacer eso hay que apelar a la naturaleza misma ondulatoria de la luz. Es una onda, que al encontrarse con otra onda, realiza un fenómeno de interferencia”. Lo trascendente de la interferencia es que en este encuentro de dos ondas de luz, hay una superposición de las dos frecuencias, que “recuerda” -en términos muy simplificados, aclara Bolognini- de dónde salió cada uno de los haces de luz, su fase y su amplitud. Y cuando la interferencia se manifiesta en una placa fotográfica, ese “recuerdo” queda registrado.
Hay un elemento a tener en cuenta: para que así suceda los dos haces de luz tienen que venir de una misma fuente “coherente”; un laser. Bolognini lo grafica así: “Simplemente ponés un espejo que tome la mitad del haz emitido por el láser y lo transforme en dos ‘chorros’ de luz provenientes de la misma fuente. La parte que se refleja en el espejo va a ir directa a la placa fotográfica. La llamamos luz de referencia. El otro ‘chorro’ de luz que sigue de largo”, porque el espejo no lo alcanza físicamente, “es el que va a reflejarse en el objeto que se quiere registrar holográficamente” (ilustración). Ese “chorro” de luz, bautizado en la física como haz del objeto, se refleja en el objeto, y luego alcanza a la placa holográfica. Ahí se cruza con el otro haz de luz que llegó directo a partir del espejo. Se da la interferencia.
Pero el tema es que cada punto del objeto refleja una frecuencia lumínica, que realizará interferencia con el haz de luz de referencia (del espejo). Cada interferencia, entre la onda de cada punto del objeto y el haz referencial, se va a grabar en toda la placa, registrando así la fase de ese punto del objeto. Es así que “la onda que se da a partir de un punto se propaga por toda la placa”, explica el físico. Por eso el todo en las partes. Porque cada fragmento de la placa holográfica, por más minúsculo que sea, tiene la información de todo el holograma y puede reproducirlo, tal cual.
Después de haber sido grabada por interferencia de los dos haces de luz, la placa es sometida al proceso químico fotográfico. Y el resultado: la placa será un cuadrado de un gris uniforme. Pero en su interior, en cada una de las partecitas que la conforman, llevará un secreto. Sólo un láser podrá revelarlo en el espacio, y en ese momento todos los colores y formas del objeto registrado, serán proyectadas como un sueño suspendido en el aire. Eso es un holograma.
Publicación: Diciembre 2005


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si deseas puedes comentar o inducir algun tema, cariños.

twitters

mis paginas web ( scrips, animaciones, musica, flashes, videos)

LISTADO DE PAGINAS WEB SUBIDAS HASTA EL MOMENTO.
Ir con INTERNET EXPLORER SOLAMENTE PARA VER Y OIR LOS SCRIPS:
VIDEOS
Argentina pais de Ratones?
video nuevo:

Entradas populares

OPOSICION EXTRAPARTIDARIA POR ARGENTINA